¿Quién asume el reto de ser acompañante?

1444 visitas

El clamor pidiendo acompañamiento personal se escucha en toda la Iglesia. No es extraño. Ante la carencia de referencias en la cultura dominante, tanto los laicos que toman en serio el seguimiento de Jesús, como sacerdotes y religiosos, sienten una profunda necesidad de discernir cómo hacer camino según el Espíritu en la trama de la propia existencia. Pero… no aparecen acompañantes cualificados por ninguna parte.

El curso Introducción al Acompañamiento Espiritual, no es únicamente una capacitación individual, es una estrategia para darle consistencia a la formación en tu comunidad, congregación y diócesis. Es decir, es una oportunidad única para que las comunidades religiosas, los movimientos laicales y la comunidad presbiteral en las diócesis reconozcan, alienten y proporcionen formación a quienes el Espíritu, a través de la misma comunidad, ha ido llamando a este servicio.

La propuesta de los Talleres de Introducción al Acompañamiento Espiritual I y II, son los primeros pasos para que las comunidades eclesiales habiliten hermanas y hermanos en este delicado y crucial servicio.

El Taller Introducción al Acompañamiento Espiritual I abre la perspectiva de quienes empiezan a incursionar en este ministerio, a través de, ejercicios, revisión de la práctica y contenidos teológicos, psicológicos y socioculturales. Es una experiencia intensa vivida en grupo durante 5 días, en horario completo (10-14; 16-19 hrs).

El Taller de Introducción al Acompañamiento Espiritual II, es para quien ha tomado el taller I, o quien ha tenido una inducción formal al Acompañamiento y cierta práctica que revisar. Se hace un mayor énfasis en revisar la propia práctica de acompañamiento y sus implicaciones personales y pastorales. Se revisan los procesos de vida espiritual tanto en su potencial como en su posible patología.

Comentar

¡Hola! ¿En qué podemos ayudarte?
Powered by